A mi hermano Miguel

97th5x

A MI HERMANO MIGUEL

(Dueto entre César Vallejo e Ingrid Zetterberg)

♥♥♥♥♥♥♥

Hermano, hoy estoy en el poyo de la casa,

donde nos haces una falta sin fondo!

Me acuerdo que jugábamos esta hora,

y que mamá nos acariciaba: “Pero hijos….”

♥♥♥♥♥♥♥

Hermano, el patio huele a madreselva;

donde se ha quedado dormida tu ausencia.

♥♥♥♥♥♥♥

Ahora yo me escondo;

como antes, todas estas oraciones vespertinas,

y espero que tú no des conmigo. Por la sala,

el zaguán, los corredores. Después, 

te ocultas tú, y yo no doy contigo.

Me acuerdo que nos hacíamos llorar,

hermano, en aquel juego.

♥♥♥♥♥♥♥

Recuerdo que nos mecíamos

en el columpio del jardín

y nuestras risas

golpeaban los rincones.

Hay humedad

en las paredes de la hacienda.

Ya nuestra casa está vieja…

Hermano, aún me parece escuchar

el vaivén del columpio

cuando va anocheciendo.

♥♥♥♥♥♥♥

Miguel, tú te escondiste

una noche de Agosto, al alborear;

pero en vez de ocultarte riendo,

estabas triste.

Y tu gemelo corazón de esas tardes

extintas, se ha aburrido de no encontrarte.

Y ya cae sombra en el alma.

♥♥♥♥♥♥♥

Hermano, has callado tu voz

en un amanecer sombrío

de hace tantos años!

Y tu compañero de juegos

se ha cansado de no escucharte.

Tu silencio llena mi alma

en esta tarde.

♥♥♥♥♥♥♥

Oye hermano, no tardes

en salir. Bueno? Puede inquietarse mamá.

♥♥♥♥♥♥♥

Hermano, por favor, regresa,

que tu risa me hace falta…

por el largo corredor

dejaste un halo de tristeza.

Regresa hermano,

ya tu risa pequeña

se ha quebrado en el ocaso.

Oye, ¿sabes?

No demores en volver…

que mamá por ti está velando.

♥♥♥♥♥♥♥

INGRID ZETTERBERG  –  CÉSAR VALLEJO

♥♥♥♥♥♥♥

De mi poemario

“Fragancia espiritual”

♥♥♥♥♥♥♥

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

vallejo-dibujo

El insigne poeta peruano César Vallejo

Federico….ya descansa

Federico...ya descansa

FEDERICO ….YA DESCANSA

♥♥♥♥♥♥♥

Hermano en las letras;

amigo en la sombra

donde duermes lejano.

♥♥♥♥♥♥♥

Tu casa,

hoy vacía de tus pasos,

la recorro con mi alma

en la distancia.

♥♥♥♥♥♥♥

La ventana de tu alcoba

aún deja entrar

la luz a raudales;

todo habla de tu esencia,

mas ya todo duerme, poeta.

♥♥♥♥♥♥♥

Tu inspiración se quedó

en los rincones;

como un halo de tristeza.

♥♥♥♥♥♥♥

Mas ¡ay! aquellas visiones

de tu infortunio,

el presentimiento

de tu anunciada muerte

aún anda por los patios,

por las sendas de Granada

aún está latente.

♥♥♥♥♥♥♥

Federico hermano…

ya descansa,

y deja que te arrulle este canto.

Cool Text - Ingrid Zetterberg 325383622287867

Dedicado al poeta Federico García Lorca

♥♥♥♥♥♥♥

De mi poemario

“Poemas de terciopelo”

♥♥♥♥♥♥♥

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

1

Esposo mío

Esposo mío

ESPOSO MÍO

9e1ef252

Esposo mío,

vas y vienes

por la casa,

por el corredor…

♥♥♥♥♥♥♥

Tus manos

avivan en el fuego

unas tortillas

de espinaca…

♥♥♥♥♥♥♥

Luego

te escucho en el silencio

susurrando soledades…

son tus años

que se fueron

entre jueces y abogados.

♥♥♥♥♥♥♥

Es tu llanto

que aflora

en los recuerdos.

♥♥♥♥♥♥♥

Es la injusticia

hecha llaga

en los rincones

de tu alma.

♥♥♥♥♥♥♥

¡Apaguen las luces!

es tu voz a diario,

como un pregón

en las noches

interminables.

♥♥♥♥♥♥♥

Esposo mío,

abandónate

en los brazos de Dios.

Él es el único

que sana oscuridades.

9AIMYKydCzcR

Dedicado a mi amado esposo

De mi poemario

“El canto de la tórtola”

♥♥♥♥♥♥♥

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

A Julio…(Compañero de mi infancia)

A Julio

A JULIO

(Compañero de mi infancia)

25s672e

Julio, amigo, hermano…

¡Qué lejos te siento hoy!

♥♥♥♥♥♥♥

Se me va la vida

esperando un encuentro,

un reir de los dos.

♥♥♥♥♥♥♥

Te has escondido en el ayer;

y no te hallo más.

♥♥♥♥♥♥♥

Recuerdo nuestros juegos

entre canicas y muñecas…

tu carrito bombero,

y tu monito de cuerda.

♥♥♥♥♥♥♥

Mi llanto de niña

y mis rodillas raspadas

en aquel patio olvidado

de paredes

que despintó el tiempo.

♥♥♥♥♥♥♥

Julio,

¿qué fue de aquella cocina

donde reíamos

entre cucharada y cucharada?

♥♥♥♥♥♥♥

¿Qué fue de tu gran caja

de tesoros,

donde siempre había un juguete nuevo

que encandilaba mis ojos?

♥♥♥♥♥♥♥

Nuestros carnavales, extintos ya…

todo quedó sepultado

por los años.

♥♥♥♥♥♥♥

Feliz niñez

que quedó atrapada

en aquella vieja casa

que aún guarda

los ecos de la infancia.

15121538mTQigfgO

Dedicado a mi primo Julio,

compañero de mi infancia.

♥♥♥♥♥♥♥

De mi poemario

“Secretos de mi alma”

♥♥♥♥♥♥♥

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

De tu mano

De tu mano

DE TU MANO

218uqh

Madre, hoy te debo este mantel, sin pan; vacío de tazas rebosantes de ternura y rezongos de tu voz….oscurece.  ¡Si supieras el frío que esta tarde deambuló por mi casa! Los niños murmuran en la sala, delicias infantiles, que ya no encajan en mi tamaño ser.  Pero aún me siento niña, porque me hace falta aquella vieja cocina, donde humeaba el pan de tu cansancio, porque murió el camino que recorrí de tu mano.

Madre, que importa si ya pasó el verano con su música; el invierno también suele regalarnos flores.

signature_3

Dedicado a mi amada mamá cuando ella aún vivía

De mi poemario 

“Jardines de antaño”

♥♥♥♥♥♥♥

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

AVMAIngrid

Cuando los hijos crecen

Cuando los hijos crecen

CUANDO LOS HIJOS CRECEN

0ohzfaf9

¿Dónde se fue el tiempo

de los ecos dormidos

de la infancia?

Las noches abrigadas

con los hijos en casa,

¿dónde están?

*****

Todos reunidos

en la sala o la cocina,

en aquellos apagones

donde el papá

contaba historias inventadas

de olvidados bosques.

*****

De repente

una risa desdentada,

iluminaba la estancia;

otras veces un llanto infantil

en la madrugada,

y mis besos consolaban siempre.

*****

¿Dónde están esas manitos

que se asían de mi falda?

¿Y las quejas entre hermanos?

Se esfumaron

en la bruma de los años.

*****

Y los hijos crecieron,

y mis niños ya no están.

Me dejaron un vacío

por dentro.

Y el pan ya no tendrá

el sabor de la ternura.

*****

Ya no puedo cobijarlos

como entonces,

y no me pertenecen más

las horas de sus noches.

Soy yo

la que se tornó niña

y mis ojos

ya dependen de los suyos.

*****

Tambaleantes y frágiles

van mis anhelos

y mi corazón

tras de ellos,

buscando sus manos

y protección.

descarga (1)

De mi poemario

“Ciento cincuenta poemas del alma”

*****

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

Yo también fui inmigrante…(De la vida real)

Yo también fui inmigrante

YO TAMBIÉN FUI INMIGRANTE

42c0515c2d45c0c4f5f586a350e2899a1

Mi amado esposo partió a Venezuela en el año 1,978…en los tiempos en que la economía de esa nación estaba en auge. Vivíamos tiempos difíciles en mi patria, y es por esa razón que yo también tramité mi visa junto a mis pequeños hijos varones, y emigramos ocho meses después hacia Venezuela a reencontrarnos con mi esposo.

Él había conseguido un buen trabajo después de pasar por muchas dificultades, e incluso por la enfermedad del dengue, (que casi lo mata). Mi esposo laboraba como ingeniero metalúrgico en la Represa de Guri. Recuerdo que al llegar al aeropuerto Simón Bolívar, me llamaron a una oficina para revisar la visa de mi pasaporte y constatar si ésta era legal. Sufrí mucho en esa espera, ya que los agentes de la aduana practicamente me auscultaban con lupa. Finalmente me dejaron libre y pude correr hacia los brazos de mi esposo, que ya nos esperaba ansioso.

42c0515c2d45c0c4f5f586a350e2899a1

Pasamos muchas peripecias, a mi marido lo mordió una serpiente y tuvo la valentía de estrangularla con sus manos, y conduciendo su camioneta con una mano, y en la otra llevando a la serpiente ya muerta, llegó a tiempo a la posta médica, donde los doctores identificaron la especie de culebra que lo había mordido, y le pusieron el antídoto que salvó su vida.

Fueron tres años de lucha, de soportar el calor espantoso de Ciudad Bolivar, y a veces a personas hostiles, que no miraban bien al extranjero. Pero todo lo superamos, y en 1,982 ya estábamos de regreso en nuestro país, y con los ahorros de mi esposo pudimos comprarnos la soñada casa propia.

42c0515c2d45c0c4f5f586a350e2899a1

Desde entonces admiro mucho a mi marido, es un trabajador incansable, que muchas veces trabajó bajo un sol ardiente de 45 grados centígrados, solamente para poder lograr nuestros sueños. Hoy sin embargo vemos el reverso de la moneda, y son miles de venezolanos que han llegado a mi país, necesitados de trabajo, algunos separados de sus seres queridos, y cada vez que me encuentro con ellos los trato con agrado, pues me recuerda que en otros tiempos los emigrantes fuimos nosotros.

Cool Text - Ingrid Zetterberg 325383622287867

(Relato de la vida real)

De mi poemario:

“Poemas de terciopelo”

42c0515c2d45c0c4f5f586a350e2899a1

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

El cielo de tus ojos

 

El cielo de tus ojos

EL CIELO DE TUS OJOS

def0a-decoora_1

Mi casa grande eres tú pequeña. Y tus ojos, dos ventanas azules, por donde viene la vida hacia mí.

Saltas, y en tus pies descubro diminutas estrellas refulgentes, que juguetean conmigo en su breve pasar por la tierra. Tu mirada es el cielo, y en ella viven los murmullos cautelosos de Dios.

1958b-cooltext118654878640650

Dedicado a mi amada hija Stephanie cuando era niña.

def0a-decoora_1

De mi poemario

“Jardines de antaño”

def0a-decoora_1

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

Ñandubí…

 

Ñandubí

ÑANDUBÍ

307ro0j

Ayer

me alumbraron tus ojos

en el lecho de mi vientre,

cuando ignoraba

lo que traías para mí

en tus pequeñas manos.

Ayer caminabas

con diminutos pies

en el fondo de mis deseos,

y yo cuidaba

de tu alma.

Pero te fuiste escondiendo

pequeña flor

del huerto mío,

que regué en la orilla

de mis azules aguas.

♥♥♥♥♥♥♥

Y mi jardín

perdió tu perfume,

y contigo se fue

la blancura lilácea

de sus atardeceres.

Te busco desde entonces

en los rincones

aletargados

de nuestra casa,

y yo sé

que prados ajenos

te cobijan

y alimentan tus raíces.

Extraña flor amada,

ñandubí* del paraíso,

con negros ojos

de tierna gacela,

¿hasta cuándo

entristeces mis miradas?

♥♥♥♥♥♥♥

Bella luciérnaga

de mi frondoso

valle nocturno,

¿hasta cuándo

detienes tu vuelo?

Regresa,

que ya se encendieron

velas en mi alma

por tu ausencia.

2s0mo8y

Dedicado a mi amada hija Claudia,

en los primeros años cuando emigró

a los Estados Unidos

♥♥♥♥♥♥♥

De mi poemario

“Los girasoles eternos”

307ro0j

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

Ñandubí* Sobrenombre que le puse a mi hija por cariño.

6478b605832ebcc0f2ff0ed153d70bd8

¡Al fin se escuchan melodías!

Al fin se escuchan melodías

¡AL FIN SE ESCUCHAN MELODÍAS!

divis8fr6

Con una rosa escarlata

cambiaste mi gemir en danza.

Rosa de tus manos

hija amada…

Llegaste sigilosa

irrumpiendo en mis cavilaciones

poéticas…

y con el perfume

de tus jóvenes años

ungiste mi tristeza;

esparciendo brillo de escarcha

en mi sonrisa apagada.

♥♥♥♥♥♥♥

Hoy regresas a mi regazo,

al hogar en calma

con mi nieta de la mano.

Hoy las aguas azules

de tus ojos

refrescan mi alma

y llueve un trinar de aves

sobre el tejado de mi estancia.

Has iluminado

con tu presencia sutil

todos los rincones de nuestra casa.

♥♥♥♥♥♥♥

Hay movimiento, hay vida

después de tanta quietud…

¡Al fin se escuchan melodías!

llanto dulce de niña…

y tu voz en susurros

derramando amor…

mientras tu risa sonora

viaja en ecos

por nuestro tierno comedor.

♥♥♥♥♥♥♥

Regresaste 

por caminos secretos

que sólo conoce Dios;

coloreando mi soledad

con los suaves matices de tu voz!

2ch8gtg

Dedicado a mi amada hija Stephanie

De mi libro “Por los bosques del silencio”

Año 2,016

♥♥♥♥♥♥♥

Derechos reservados

Safe Creative Cta. Nro. 1006080193112