Destacado

“SIEMBRA DE AMOR” de Ingrid Zetterberg – Poemas y cuentos

 

Heme aquí, estimados lectores, estrenando un nuevo blog en WordPress, había escrito anteriormente que casi nadie visita los blogs de los nuevos usuarios….pero he visto con alegría que algunos blogueros ya me están comentando y visitando, por lo cual les comunicaré mi anhelo: Y es que deseo hacer amistades nuevas en este sitio. Sobre todo si aman la poesía.
Ya que escribo para los sedientos de versos, pues todo lo que he plasmado aquí ha sido con amor y mucho sentimiento a lo largo de tantos años….Mis poemas son en estilo libre, generalmente.  Yo escribo
poesía desde los 11 años de edad….pero mis primeros poemas los perdí, pues no los guardé…aquí voy a ir recopilando mis letras desde mis 20 años de edad hasta la fecha… Mi nombre es Ingrid Zetterberg, estoy casada, soy cristiana, tengo cinco hijos y tres nietos…Hace algunos meses edité mi primer libro titulado “Por los bosques del silencio”….
Este blog recién nacido, lo he llamado “Siembra de amor” , pues lo dedico en forma especial a mis hijos, mis nietos, y a todo aquel que ame la poesía lírica…
Yo suelo escribir en verso y prosa y ultimamente también poesía clásica, ya que estoy estudiando este tipo de poesía para abarcar los dos estilos y escribir en forma más profesional…al menos ese es mi anhelo. Tengo un lema y quisiera dejarlo aquí: Muchas cosas he perdido en esta vida, pero todo lo que he puesto en manos de Dios, todavía lo conservo.”
 
descarga (1)

NO QUIERO VIVIR SIN TU VIDA

Hija amada,
deja tu puerta entornada
para sentir tu fragancia
que quedó flotando
en el silencio.

Hay sólo una oscuridad
inmensa
en tu recámara
donde tu risa se esconde
por los rincones olvidados
que no palpan tus manos.

Tu lamparita
es sólo un recuerdo apagado
en la noche más amarga
donde tu voz no me llama.

La ternura de tus alhajeros
pintados con arte y tesón,
ahí yacen polvorientos,
y tu alcancía dibujada
con lo poco que quedaba
de tu alma de niña,
me desgarra el sentimiento.

No quiero vivir
sin tu vida,
no quiero luchar más,
ni infundirme
fuerzas que no existen
en mis días más aciagos,
donde faltan tus pasos
y abunda tu ausencia.

Tu habitación en penumbras
emana tristeza.
Hay dolor
aún en las cortinas
que cubren tu ventana,
testigo de los años
celestes
de tu tierna juventud.

Hija amada,
regresa de tus sueños
de grandeza,
que han alejado tus pasos
de la casa materna.
Regresa al amor de mamá,
que te espera
con la sonrisa desbordada
de esperanza y buenas nuevas.

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amada hija Stephanie
en el tiempo en que se mudó a vivir
lejos de mí. 

De mi poemario
"Por el valle de los aromas"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

PALABRA EXTRAÑA

¿De qué paz se habla hoy?
¿Qué extraña palabra
asoma en los labios
del poeta?

El viento sopla
llevándose años de esperanza;
sin clemencia ni perdones
y los rostros crispados
de amargura y lágrimas
van poblando las naciones.

Es la vida que va corriendo
impetuosa como el viento,
que se lleva y arrastra
los años perdidos
en frustrados intentos
de una paz que nunca nos abraza.

Y la noche se extiende
como turbio río,
como un llanto en la oscuridad.

¿De qué paz me hablan hermanos,
mientras el feminicidio avanza
y miles de niños 
son abortados?

Hay dolor
en la tierra fatigada,
hay dolor
en esas piedras amargas
sobre lápidas blancas.

Y en las manos huérfanas
que están solas
cansadas de esperar.

La creación gime
y se retuerce
por la maldad del hombre
que ha subido hasta el alma
y de sangre no se sacia.

No, poetas amigos...
no me hablen de paz
que ya llevamos siglos
en esta espera letárgica;
y se hunde el planeta
con la mísera humanidad.

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Por los bosques del silencio"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

LO QUE SOMOS

Los poetas somos los luceros
de la tierra,
que vamos sembrando
nuestros apasionados versos
que como brasas queman,
o como blancos lirios
acarician una hora de tinieblas.

Los poetas vamos derramando
nuestras nostálgicas letras
que a veces hacen llorar
a las piedras,
y vamos por el mundo
sin gloria ni pena.

Los poetas somos los enviados
para obsequiar
pedazos de eternidad en cada boca,
y mendigar el refugio de un alma
que guarde nuestras estrofas.

Los poetas somos los cantores
que llevamos la alborada
a los más oscuros rincones;
y en silencio
vamos regalando música
donde antes habían dolores.

Somos los elegidos del sendero
para hacer soñar con nuestros versos
a aquel que está vacío de amores.

Somos los solitarios del destino,
que como aves blancas
conocemos el áureo camino
que conduce hacia la aurora.

INGRID ZETTERBERG

De mi Libro
"Por los bosques del silencio"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

¡DULCE PROTECTOR!

Allá te veré
entre azules flores
que el tiempo derramó.

Allá
donde no existen
más lágrimas,
donde nuestro amor casto
será probado en un crisol.

Porque nada hay más puro
que lo espiritual,
lo que nace de un capullo;
pacto de almas que jamás se quebró.

No volveré a sentir
este hondo vacío,
porque ya no habrá separación.

Amado,
abre tu pecho
para en él cobijar mi sien,
mira que ya va oscureciendo
y se acrecienta mi dolor.

Allá te veré
cuando acaben mis días
porque en la eternidad
tú serás mi bebida
y mi porción.

¡Oh mi dulce protector!

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amado Camilo Sesto

De mi poemario
"Joyas de mi alma"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

EL MILAGRO

Como luciérnagas
vienen a iluminar mi noche.

En tropel como gigantes,
como luceros
del antiguo Belén.

Cual luchadoras invencibles
de un batallón armado;
vienen creciendo desde lejos,
se hacen grandes y numerosas,
destilando óleo fragante.

Poderosas como un ejército
invaden de pronto las palabras
mi desierto.

Y yo me entrego,
me rindo y me sumerjo
en ese torrente apacible,
que me cubre
de aguas y aromas.

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a la poesía

De mi poemario
"La poesía es música"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

EL INFIERNO DEL COMUNISMO

La inocencia fue violentada,
y nunca más coronará
nuestras cabezas.

En su lugar crecieron
raíces amargas
por dentro.

Amanecemos
arrastrando esta vida
entre pisoteadas flores
que se marchitaron.

Hemos perdido
la ingenuidad.

El hambre,
como enemigo silencioso,
fue creciendo
en muchas bocas.

Creímos,
pero todo fue cubierto
por las espaldas
de los que maman
leche y miel.

Y nuestros ojos castigados,
rastrean en vano
una moneda
que no existe más.
INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Tu luz y mis versos"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112
(En mi país: Perú, este 6 de Junio serán las votaciones 
en segunda vuelta, y desgraciadamente el candidato 
de extrema izquierda va primero en las encuestas, por
tanto ruego a Dios que no nos convirtamos en una 
segunda Venezuela). 

NO EXISTE PAZ

¿De qué paz me hablan hermanos?
no viviré de quimeras
como los ilusionados;
ya perdí la ingenuidad,
la pandemia está reinando
y en mi sufrida nación
pronto quieren mutilarnos
a punta de hoz y martillo.
No existe paz mientras tanto
que el mundo no tenga a Dios.
Las guerras se enseñorearon
del hombre y su descendencia
desde las eras de antaño,
por sus grandes rebeldías
contra el dulce Salvador.
La paz que ustedes pregonan
es tema bastante grato
y la natura nos dicta
que es un derecho sagrado.
No obstante la ansiada paz
se escapa de nuestros brazos.

INGRID ZETTERBERG 

(Romance con asonancias en los versos impares,
variante de mi creación)

De mi poemario
"Amaneciendo entre lirios"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

SÓLO SU AMOR ETERNO

¿Quién es ese hombre
que me tiene enamorada?
¿De qué mundo ignoto
llegó hasta mi vida?
¿De qué luz encendida?

Él me dice que se prendó
de mi alma,
de la intensidad que hay en mí.

Pero en este hombre añorado
hay un misterio.
En él hay
una fuerza espiritual
inconcebible;
Camilo Sesto se hacía llamar,
y algo quiere revelarme
desde lejos,
algo especial
que se oculta en su mirar.
Un destello de su alma blanca,
un secreto quizás.

Yo lo espero envuelta en sombras,
y sólo su amor eterno
mi sendero alumbrará.

INGRID ZETTERBERG 

Dedicado a mi amado Camilo Sesto

De mi poemario
"Tu alma y la mía"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

A MI CONSTANZA

¡Ah, ese llanto de dulzura!
pequeña avecilla
que moras en las alturas
de mi vida.

Mi ángel bueno
que has llegado desde el cielo.
Mi amada nietecita...
te escucho desde lejos,
y se encoge mi alma
de esta blanca ternura.

¡Mi pequeña Constanza!
tu vida diminuta
es un sol en mi morada.
Anhelo besar tu sonrisa
mientras sueñas con las hadas.

Inocencia pura
son tus ojos de almendra,
tu tez rosada,
¡oh mi suave prenda!

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amada nietecita 
que ha nacido recientemente

De mi poemario
"Amaneciendo entre lirios"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

ENTRE TU ESPÍRITU Y EL MÍO

La música va por dentro
invocando tu dulzura.
Oh, tú no te has ido,
aún brillas
en el presentimiento
de mis latidos.

Mi amigo y hermano,
parte de mi vida...
que te escapas entre bemoles,
mas con un toque de mi esencia
regresas a llenarlo todo
con tu voz aquella
que inflamó mi alegría.

Regresas a abrazarme
Camilo, dulce enamorado
de un retazo de mi alma herida.
Oh Camilo, que traes en tu andar
un edén de flores desconocidas.

Vives en las corolas
rozando mis secretos,
vives al filo de mi luz y mi sombra,
y en la música del cielo...
y desde entonces, mi voz te nombra.

Entre tú y yo hay conexión,
hay pureza...
de lo espiritual la perfección;
entre tu espíritu y el mío,
todo un sol
de inmenso amor.

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amado Camilo Sesto

De mi poemario
"Amaneciendo entre lirios"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112