Yo también fui inmigrante…(De la vida real)

Yo también fui inmigrante

YO TAMBIÉN FUI INMIGRANTE

42c0515c2d45c0c4f5f586a350e2899a1

Mi amado esposo partió a Venezuela en el año 1,978…en los tiempos en que la economía de esa nación estaba en auge. Vivíamos tiempos difíciles en mi patria, y es por esa razón que yo también tramité mi visa junto a mis pequeños hijos varones, y emigramos ocho meses después hacia Venezuela a reencontrarnos con mi esposo.

Él había conseguido un buen trabajo después de pasar por muchas dificultades, e incluso por la enfermedad del dengue, (que casi lo mata). Mi esposo laboraba como ingeniero metalúrgico en la Represa de Guri. Recuerdo que al llegar al aeropuerto Simón Bolívar, me llamaron a una oficina para revisar la visa de mi pasaporte y constatar si ésta era legal. Sufrí mucho en esa espera, ya que los agentes de la aduana practicamente me auscultaban con lupa. Finalmente me dejaron libre y pude correr hacia los brazos de mi esposo, que ya nos esperaba ansioso.

42c0515c2d45c0c4f5f586a350e2899a1

Pasamos muchas peripecias, a mi marido lo mordió una serpiente y tuvo la valentía de estrangularla con sus manos, y conduciendo su camioneta con una mano, y en la otra llevando a la serpiente ya muerta, llegó a tiempo a la posta médica, donde los doctores identificaron la especie de culebra que lo había mordido, y le pusieron el antídoto que salvó su vida.

Fueron tres años de lucha, de soportar el calor espantoso de Ciudad Bolivar, y a veces a personas hostiles, que no miraban bien al extranjero. Pero todo lo superamos, y en 1,982 ya estábamos de regreso en nuestro país, y con los ahorros de mi esposo pudimos comprarnos la soñada casa propia.

42c0515c2d45c0c4f5f586a350e2899a1

Desde entonces admiro mucho a mi marido, es un trabajador incansable, que muchas veces trabajó bajo un sol ardiente de 45 grados centígrados, solamente para poder lograr nuestros sueños. Hoy sin embargo vemos el reverso de la moneda, y son miles de venezolanos que han llegado a mi país, necesitados de trabajo, algunos separados de sus seres queridos, y cada vez que me encuentro con ellos los trato con agrado, pues me recuerda que en otros tiempos los emigrantes fuimos nosotros.

Cool Text - Ingrid Zetterberg 325383622287867

(Relato de la vida real)

De mi poemario:

«Poemas de terciopelo»

42c0515c2d45c0c4f5f586a350e2899a1

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

4 comentarios sobre “Yo también fui inmigrante…(De la vida real)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s