Dos odres nuevos

Dos odres nuevos

DOS ODRES NUEVOS

♥♥♥♥♥♥♥

Amado, hoy viene a mí tu voz. Y ninguna palabra dicha en tu acento, sonará mejor en otra boca. “Cerro San Cristóbal” dijiste, y el Santa Lucía que recorrí con tus ojos. Tu calle pobre, de árboles enjutos, de lodo y piedra en Conchalí, donde corrió tu infancia de cometas, y espadas de alambre, hechas por tus manos. Solías decirme que siempre llevabas alfajores en los bolsillos.  Esposo mío, tus palabras vuelven a mi recuerdo con el tinte puro de tu tierra. Mas si aún te espero, ¿porqué te has ido? ¿En qué oscuro momento pusiste mi piel temprana en olvido? ¿y no te acordaste que atardeció bajo el contacto de tus manos?

¿En qué oscura fracción de segundo tocaste la desconocida puerta, que te encadenó a la distancia? Fue un engaño de tus sentidos, que lastimó nuestras vidas. Mas hoy, en que tus miradas lavadas por las lágrimas, se han tornado balsámicas para mis antiguas heridas; yo te espero amor. Me estoy formando para ti en un molde nuevo.  Como tú, odre viejo, desmenuzado al sol y tallado en nueva forma por las manos maestras del Eterno.

Cool Text - Ingrid Zetterberg 325383622287867

De mi poemario

“Jardines de antaño”

♥♥♥♥♥♥♥

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

zetaundiplomadeprimerpuestoenparnassus

 

El canto de la tórtola

El canto de la tórtola

EL CANTO DE LA TÓRTOLA

9e1ef252

Se acerca el día final…

el día en que he de cerrar

esta puerta

que me lleva hasta tu alma.

♥♥♥♥♥♥♥

Remembranzas

que quieren aferrarse a mi lira,

las he de dejar.

♥♥♥♥♥♥♥

Y siento que un sol se apaga,

un sol inmenso de añoranzas

que no habrán de retornar.

♥♥♥♥♥♥♥

Dejar este rincón tuyo y mío,

no es tarea fácil…

no es cosa de todas las horas

abandonar tus manos,

tus faenas,

tus delgados pasos.

♥♥♥♥♥♥♥

Sé que me harás falta

en noches como ésta.

♥♥♥♥♥♥♥

Sé que te irás lento de mis letras,

con tus hortalizas,

tus migajas

desperdigadas en la huerta…

Y ya no cantarán en mis versos

los pajaritos amarillos, que alimentas.

♥♥♥♥♥♥♥

Se acerca el broche final

con el cual habré de sellar

este libro que lleva cautivas

tu vida y la mía.

♥♥♥♥♥♥♥

Décadas de luz y sombras,

en que el viento llevó muy lejos

el canto de la tórtola.

WIVvn0asGjaO

Dedicado a mi amado esposo

De mi poemario

“El canto de la tórtola”

♥♥♥♥♥♥♥

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

Fa – Sol – La

Fa - Sol - La

FA – SOL – LA

♫♫♫♫♫♫♫

La música

tiene resonancias

de vida.

♫♫♫♫♫♫♫

Ecos de pasos

que vigilan.

♫♫♫♫♫♫♫

Pianos gastados

y viejas bondades

entre notas

de acordeón,

de aquel invierno

enfundado

en mi bolsillo;

♫♫♫♫♫♫♫

cuando aún

el viento

no había empujado

hasta mi puerta

su carreta

de sueños.

♫♫♫♫♫♫♫

Olvidadas melodías

de amarillentos

salones,

acaecidas hace ya

tantas lloviznas.

15121538mTQigfgO

De mi poemario

“Los girasoles eternos”

♫♫♫♫♫♫♫

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

Mi escalera

Mi escalera

MI ESCALERA

4e6e811e

Esa escalera,

que no la derrumben por favor;

por esos fríos escalones

anda mi niñez

rodando todavía,

clara y tibia

como un sol de primavera.

Hoy,

después de tantos años

vuelvo a ella

con todo mi andar fatigado;

y me detengo

ante sus viejas gradas

que se ofrecen cual un regazo

para mi descanso.

♥♥♥♥♥♥♥

Sentada en esa escalera

retorna en mí la niña

que antaño jugara con muñecas;

y a mi oído regresan

las voces y los gritos

de la infancia;

los pasos de mi madre.

 

¡Cuántas veces

por esa escalera

la oí regresar con su soledad

y nuestro pan!

Por aquella escalera

llegó el cartero

hasta mi puerta

en los días de ausencia,

y luego la alegría

tras las lágrimas.

♥♥♥♥♥♥♥

Esa escalera,

que no la derrumben por favor.

Hoy al verla

en mí ha brotado

todo el ayer intensamente;

todo lo que creía

oculto para siempre.

descarga (1)

De mi Libro

“Por los bosques del silencio”

♥♥♥♥♥♥♥

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

destad10

A un ángel que ya no está

A un ángel que ya no está

 

A UN ÁNGEL QUE YA NO ESTÁ

2rnkbao

Tierno angelito,

¿qué sagrado misterio

te llevaste al partir?

¿Qué anidaba en tu alma,

y en tu humilde latir?

Como mariposa en capullo,

como luciérnaga brillante

escapaste en la noche

de mis ojos,

hacia el bosque del adiós,

donde mueren los gorriones.

♥♥♥♥♥♥♥

Angelito primoroso,

deja que te cante una nana.

Deja que te arrullen

mis sueños,

que se han quedado vacíos.

Esa melodía dolorosa

ha tocado mi puerta,

y me ha visitado tu pequeña voz

transformada en gemido.

Susurrándome secretos del alba,

te quedaste para siempre dormido.

 

2ch8gtg

Dedicado a un nietecito

que no pudo nacer

♥♥♥♥♥♥♥

De mi Libro

“Por los bosques del silencio”

♥♥♥♥♥♥♥

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

IngridZetterberg (4)

Orfandad

 

Orfandad (1)

ORFANDAD

9_27

En una tienda de cualquier calle de mi tiznada ciudad, un niño andrajoso, casi desnudo, ingresa a una panadería, y acercándose a una alta vitrina, contempla con lastimosa mirada, un  pastel apetitoso, y empinándose para ser visto, pregunta con temor: -¿Cuánto cuesta ese pastel?- Y una voz indolente le contesta: – En la pizarra está el precio.- Y el pequeño que  no sabe leer, todo ojos, todo tristeza, mira en derredor suyo,  como buscando ayuda. Luego saca de sus mugrosos bolsillos, una moneda; una sola moneda de  S/. 1.00 (un sol). Y pregunta de nuevo: -¿ Cuánto cuesta ese pastel ?- Y una voz impaciente le responde:- S/. 5.00 (cinco soles) muchacho. Y el pobre niño apretando en su mano su única moneda de S/. 1.00 (un sol), se aleja cabizbajo hacia la calle, a sentarse en el dintel de alguna puerta, como si le pesaran demasiado los ocho años que lleva sobre su piel.

9_27

En la oscura avenida, la gente va y viene, distraída; los omnibuses echan su estela de veneno al pasar, y el vendedor de revistas se dispone a cerrar su puesto. Pero el chiquillo inadvertido para todos, se acurruca en una puerta de la noche, con hambre y sin niñez.

Apretado en su rincón, está llorando.  Aún tiene en su puño cerrado, la moneda de S/.1.00 (un sol).

Pasan bromeando los estudiantes.

9_27

Los cansados obreros regresan a sus hogares, mientras las bocinas se remedan.  Ruedan las colillas de cigarro, empujadas por el frío viento.  Un borracho solitario se tambalea en una esquina entre luces de avisos que parpadean. Pero nadie ha visto al pequeño vagabundo, que no conoce mesa, ni cama, ni madre. Y ahora ha dejado de llorar para dormirse con su hambre.

2ch8gtg

De mi poemario

“Jardines de antaño”

9_27

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112.

Usted y yo…(Dueto)

5d51e2b7538dff7d39180785fd052b7a
USTED Y YO
25
(Dueto entre los poetas Ingrid Zetterberg
y Roberto Tavares…en el foro Mundopoesía)
♥♥♥♥♥♥♥
Usted entre versos y doradas
gotas, usted y las rosas de rocío cuajadas,
usted y las cartas
de esperanzas rotas, 
usted y el silencio de las madrugadas.
♥♥♥♥♥♥♥
Usted y sus palabras
que traspasan mi vida.
Usted y yo, inesperado encuentro
de dos almas. Poetas de sangre.
Usted y el dolor de lo que se ha ido,
usted y ese llanto
que ya no esperaba.
Le ofrezco mi canto
como dulce daga.
♥♥♥♥♥♥♥
Yo por mi parte le ofrezco
mi oído como desatino,
y el verso que siento latir
por mi pecho,
le envuelvo mi alma
ahita de sueños,
sembrada de ansías
y desconsuelos, como prenda 
afable de mi vida quieta,
que ahora despierta
al leer tan sentidos escritos
de su puño y letra.
Y si fuera que al verme
llenito de anhelos,
usted me comprende
y me justifica,
le ruego mi amiga
que usted de alegrías
me toque la puerta.
♥♥♥♥♥♥♥
Usted y yo, como dos niños
que se asoman a la fuente
de las aguas perfumadas,
que mana en su vertiente
la pureza de los versos.
Usted que alcanzó
las hondas fibras del misterio
con sus letras,
y yo que descorrí el velo,
descubriendo mi tristeza.
Usted y yo, almas afines,
que dejamos fluir música
en las palabras,
y detuvimos las madrugadas
en el cantar que atravesó
nuestras ventanas.
Volvamos en quietud
hacia la luz
que rozó nuestras manos,
e inspiró nuestro canto.
La luz de Aquel
que nos anda buscando.
♥♥♥♥♥♥♥
Como un volver a la infancia feliz,
así lo ha descrito,
que yo me imagino de usted
y su canto, un sueño veraz,
ataviado de flores,
que en la quietud se desprende
y da muestra
que aún en penumbra
ya alumbra,
y que aún de noche
ya asoma en dos corazones…
un nuevo horizonte.
Usted es un cuento feliz
para mis dolores,
por eso, yo dejo que un verso
dibuje en suspenso…
mis emociones.
Mientras más leo, más 
me fascino.
Y mientras miro el ambar
del día, me doy cuenta
que me ha conducido,
a la luz de Aquel que da paz
y lo es TODO,
y hallando esa paz
tan serena,
el alma se acuesta
a sabiendas
que existe alguien
que la comprenda.
♥♥♥♥♥♥♥
Usted mi amigo,
el de las palabras dolidas,
el de la ilusión plena,
cada hoja derramada
del árbol de los años,
se llevó esperanzas viejas,
y arrastró canciones nuevas
hasta el umbral
de nuestras puertas.
Una mirada de luz
le abrirá a usted
la desconocida senda,
una ruta iluminada
que hace tiempo yo conozco
y que me embriaga.
En esa senda
hay unas huellas laceradas
que le invitan a usted
a continuar con valentía.
Usted y yo
llevamos en el alma
el don de poesía,
regalo dichoso de Aquel
que más nos ama.
Usted amigo, hermano,
cuya tristeza es mía,
deberá saber que
no hay desencanto ni dolor,
cuyas manos heridas
no puedan sanarnos.
♥♥♥♥♥♥♥
Yo quiero en un sueño
volver a encontrarla,
yo quiero mirar de la luz
sus colores,
yo quiero olvidar
los antiguos dolores,
que me cambien por paz
la voraz soledad
de mis decepciones.
Es decir,
la ilusión convertirla
en vivencia,
y así renovado
hallar en usted
mi mejor poesía,
por eso mi amiga
como lo que a usted
ahora le inspiro,
seca mi llanto,
lo que usted me describa
yo se lo canto.
♥♥♥♥♥♥♥
Ingrid Zetterberg y Roberto Tabares
De mi poemario “Tu luz y mis versos”
Año 2,009
25
Derechos reservados
Safe Creative Cta. Nro. 1006080193112