¿En qué oscura noche?

En qué oscura noche

¿EN QUÉ OSCURA NOCHE?

(Este poema lo hice en vísperas del día del padre en 2,017)

1PAJARITO2

Se acerca aquel domingo

y ya no estaré contigo.

♥♥♥♥♥♥♥

Quería contarte

que aún mimo con mis ojos

aquella muñeca de porcelana

que un enero inolvidable

me regalaste,

con tus pasos vacilantes

y tu tierno beso, padre…

♥♥♥♥♥♥♥

Dime, ¿en qué triste tarde

dejaste solas mis manos?

♥♥♥♥♥♥♥

¿En qué oscura noche

perdí tu voz en mi cuna?

♥♥♥♥♥♥♥

¿Porqué nunca mis ojos te vieron

en mis fiestas escolares?

¿Sabes?

Yo buscaba el rostro de mi viejo

y tu ausencia empañó

mis miradas.

♥♥♥♥♥♥♥

Papá, sólo quiero agradecerte

dos cosas que me llenaron de paz:

Cuando caminé de tu brazo

hacia el altar;

y cuando en el coro

de mi congregación,

fuiste a verme cantar.

♥♥♥♥♥♥♥

Hoy mi alma se llena de recuerdos,

y te pido me perdones

estas lágrimas,

porque de nostalgia, ya no puedo más.

15121538mTQigfgO

Dedicado a mi amado papá

De mi poemario

“Secretos de mi alma”

♥♥♥♥♥♥♥

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

Recordándote

 

Recordándote (1)

RECORDÁNDOTE

2afk0m0jpg

Padre mío

yo te recuerdo

en esta hora de pesares,

en este momento

de nostalgias encendidas.

♥♥♥♥♥♥♥

Llegaste a tiempo, ¿sabes?

para darme tu postrer abrazo.

En ese instante prolongado

me diste la vida papá.

¡Ah! tu lánguida mirada

se paseaba

en aquel sol de mediodía;

y en mi alma por siempre

se quedó incrustada,

y en ella me dijiste

que a pesar de mis años

yo aún era tu niña.

♥♥♥♥♥♥♥

Tu sepulcro olvidado quedó;

no quise soportar esa herida.

Papito,

¡cuántas cosas perdimos los dos!

¡cuánto amor!

por alejarte

de mis infantiles veredas.

♥♥♥♥♥♥♥

Pero aquella muñeca

que anhelé mecer en mis brazos,

aquella ofrenda de tus manos

al fin llegó

con tus vacilantes pasos

en aquella tarde inolvidable

de un verano

que aún se arrulla en mis recuerdos.

♥♥♥♥♥♥♥

Padre amado,

tus ojitos eran

dos pozos inmensos

de ansiedad, ¡y yo te amaba!

♥♥♥♥♥♥♥

¡Cuántas veces, ay! te dije adiós

cuando yacías postrado

y tus miradas tristes

hacia mi alma resbalaban

desde tu sillón avejentado.

♥♥♥♥♥♥♥

Pero mi sonrisa florece

al recordar

que una tarde

leyéndote en el Libro sagrado

el evangelio,

tú lo aceptaste llorando.

♥♥♥♥♥♥♥

Y esa será siempre mi paz,

mi consuelo,

que al cerrar tus ojos

el Eterno

de nuestras vidas,

te cubrió con su velo.

♥♥♥♥♥♥♥

Ya descansas papá.

Ya estás en tu sueño;

y un día volveremos a abrazarnos,

te lo prometo.

152048394396628120 (27)

Dedicado a mi amado papá

 

De mi poemario

“Poemas de terciopelo”

♥♥♥♥♥♥♥

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

Regalo de papá

Regalo de papá

Regalo de papá

2hpj8z4

Muñeca atesorada

en mis recuerdos…

la cuido como a mi vida;

obsequio de mi padre,

para mi otoño en puertas.

♥♥♥♥♥♥♥

Llegó en el ocaso

de mis años,

cuando ya no la esperaba.

Hoy vuelve envuelta en nostalgias,

una tarde de verano.

♥♥♥♥♥♥♥

Mi padre me esperaba en una esquina

con sus pasos vacilantes

y frágiles;

y en sus manos traía

su escogido regalo.

♥♥♥♥♥♥♥

Una muñeca de porcelana

y la ternura de sus palabras.

Parecía que ya había anochecido

en mi vereda;

¡pero fui tan niña!

que se alborozó mi alma.

No pude ocultar mi alegría…

Papá no lo sospechaba,

pero esa muñeca

la esperé cincuenta años;

y llegó entre albricias

y lágrimas

junto a los abrazos de papá

que colgaban del árbol

del tiempo derramado.

♥♥♥♥♥♥♥

Y los años cayeron del calendario

y mi padre ya no está.

Pero esa muñeca entrañable

está allí…

guardada en un armario.

♥♥♥♥♥♥♥

A veces la mimo

con mis ojos y mis manos

y en silencio me recuerda

que fue la única muñeca

que recibí de papá;

y entre suspiros se acerca

mi lejana orfandad.

2ch8gtg

De mi poemario

“Fragancia espiritual”

♥♥♥♥♥♥♥

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

Regalo idóneo….(Prosa)

(Foto verdadera de mi Tobi)

Regalo idóneo

 2cogeo0

Padre, que desde antaño te paseas en mi dolor, ¿cómo no ibas a estar tú en este preciado jardín? En un recodo de finas hiedras, te he sembrado, con tu saludo musical, y tu sonrisa plena de ayer.

Estabas entrando a nuestra casa; ¿fue en Octubre? no lo sé….¿Fue en uno de esos veranos que agonizan esperando al otoño? quizás…

Pero llegaste junto a un sol travieso, que danzaba en las paredes, y yo tenía once años, ¿lo recuerdas?

Llegaste con la sorpresa más tierna, diciéndome entre sonrisas: -“Mete tu mano en mi saco.” – Y toda curiosa de ojos y manos, hurgué en tu bolsillo, y me topé con un montoncito de suave pelaje blanco, que dormía tibiamente ovillado. 

Nunca se irá de mi alma, este regalo que le hiciste a mis mejores años. Le puse por nombre: “Tobi”, y fue la inocente compañera de mis juegos y correrías adolescentes, mi perrita blanca, como una mota entalcada y alegre, alborotó de emociones la época más pura de mi vida.  Padre, nunca te lo he dicho, pero ella nos inició en la escuela de la ternura, en el plácido hogar.

Fue el regalo más idóneo, para mi ancho corazón. Padre, hoy mi amor se nutre de aquel lejano recuerdo, y tus miradas; como las palabras que pronunciaste tan sólo ayer: -“Yo te extraño hija.”-

2ch8gtg

Prosa escrita cuando mi padre aún vivía

De mi poemario:

“Jardines de antaño”

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112