A MI CONSTANZA

¡Ah, ese llanto de dulzura!
pequeña avecilla
que moras en las alturas
de mi vida.

Mi ángel bueno
que has llegado desde el cielo.
Mi amada nietecita...
te escucho desde lejos,
y se encoge mi alma
de esta blanca ternura.

¡Mi pequeña Constanza!
tu vida diminuta
es un sol en mi morada.
Anhelo besar tu sonrisa
mientras sueñas con las hadas.

Inocencia pura
son tus ojos de almendra,
tu tez rosada,
¡oh mi suave prenda!

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amada nietecita 
que ha nacido recientemente

De mi poemario
"Amaneciendo entre lirios"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

4 comentarios sobre “A MI CONSTANZA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s