Mirada inolvidable

Mirada inolvidable

MIRADA INOLVIDABLE

(Relato breve)

Toro negro de lidia, fuerte, majestuoso, intimidante. ¿Cómo no ibas a estar entre mis letras, si en mi alma vive por siempre tu estampa recia?

♥♥♥♥♥♥♥

Toro de corral, negro azabache, inocente semental… Estaba entreabierta la oscura reja que de mí te separaba, y apenas unos cuatro metros escasos entre tú y yo.  Y entonces me topé con tu mirada, ¡que jamás olvidaré!

♥♥♥♥♥♥♥

Me topé con tu aterradora quietud, y se me heló la sangre. Ante tu proximidad una oleada de pánico me invadió.  Había yo acompañado al grupo escolar de mi pequeña hija a la granja MILKITO en las afueras de Lima.  Y a los niños les mostraban las máquinas que hacían el yogurt en pleno funcionamiento, fue allí que yo me alejé por el amplio establecimiento; y pude ver que una vaca acababa de parir. Jamás se irá de mi memoria el olor a sangre que llenaba el ambiente.

♥♥♥♥♥♥♥

Me acerqué luego a un pequeño becerro que lamió mi mano que lo acariciaba, y lo áspero de su lengua me sorprendió. Y después de unos minutos fue mi encuentro con tu mirada de negra amargura, toro de hermosa casta.  Había dolor en tu expresión, hartazgo quizás de tu servicio al hombre, de la crueldad de su trato, de su insana indiferencia.  Todo eso pude captar en tu mirada, oh, toro hermoso, de temibles pitones afilados.

♥♥♥♥♥♥♥

Hoy que han pasado los años, yo te recuerdo cuando veo esas crueles corridas de toros en algunos vídeos, y siento repugnancia de la maldad humana, y de aquel deleznable espectáculo. Pues mi respeto por los animales es muy grande.  Oh, hermoso ejemplar, con tu piel de terciopelo, quiera Dios que tu enérgica testa no haya terminado cual trofeo, colgada de una trágica pared.

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario

«Joyas de mi alma»

♥♥♥♥♥♥♥

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

8 comentarios sobre “Mirada inolvidable

  1. Con tantas corrientes a favor de eliminar las corridas de toros, por el maltrato al animal, Por más que sea una tradición, no hay lugar para ver sufrir a un toro hasta verlo morir. Por eso tu poema, lleva esa carga de dolor y rechazo a esto que algunos llaman arte. Me gustó tu poema y nos lleva a la reflexión. Saludos Ingrid.

    Le gusta a 1 persona

  2. Mi muy estimada Ingrid, hermanando a tu sentir, miradas a veces solo quieren decir . comprende mi situación… No pude ver nunca una corrida de toros . También hice un pequeño relato hace diez años Para la revista local » Con Norte» . le desempolvaré y lo publicaré . Gracias por compartir.
    Abrazos

    Le gusta a 1 persona

  3. Estimada Araceli….mejor que te libraste de ver una corrida de toros…nada bueno te hubiera dejado en el alma, sino un gran dolor, digo, si es que eres amante de los animales como yo. Gracias por visitar mis letras y dejarme tu amable huella. Un abrazo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s