A un ángel que ya no está

A un ángel que ya no está

 

A UN ÁNGEL QUE YA NO ESTÁ

2rnkbao

Tierno angelito,

¿qué sagrado misterio

te llevaste al partir?

¿Qué anidaba en tu alma,

y en tu humilde latir?

Como mariposa en capullo,

como luciérnaga brillante

escapaste en la noche

de mis ojos,

hacia el bosque del adiós,

donde mueren los gorriones.

♥♥♥♥♥♥♥

Angelito primoroso,

deja que te cante una nana.

Deja que te arrullen

mis sueños,

que se han quedado vacíos.

Esa melodía dolorosa

ha tocado mi puerta,

y me ha visitado tu pequeña voz

transformada en gemido.

Susurrándome secretos del alba,

te quedaste para siempre dormido.

 

2ch8gtg

Dedicado a un nietecito

que no pudo nacer

♥♥♥♥♥♥♥

De mi Libro

«Por los bosques del silencio»

♥♥♥♥♥♥♥

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

IngridZetterberg (4)

Breves líneas a mi amado

 

Breves líneas a mi amado (1)

BREVES LÍNEAS A MI AMADO

6jhrlt

Amado mío, déjame recordar la mañana aquella…¡cómo susurraba la lluvia, y anunciaba en su misterio que tu alma y la mía, estaban a punto de enlazarse! ¡Ah! tu mirada me venció en aquel invierno lejano…¿Cómo olvidar los rizos castaños que jugueteaban en tu nuca? ¿Cómo echar al olvido tu acento? Te observaba nervioso, inquieto, y sentía tus ojos profundos que rasgaban el velo de mis secretos.

¡Ah! juventud de dos, que se amaron a escondidas, esos éramos tú y yo…nuestras citas en aquella esquina, cada tarde, se convirtieron en mi razón de ser. Yo guardaba en mi viejo ropero algunas de tus ropas, «tus vestones» (como tú los llamabas) estaban impregnados del aroma de tu piel, ¡ah, tu fragancia! llenaba mis horas y era mi delirio, cuando me quedaba a solas. 

6jhrlt

Solía aspirar tus ropas, como quien aspira flores. Así te he amado, desde el amanecer de mis días. ¿Dónde escapó el amor de juventud? ¿Dónde se quedó el ruido de tus pasos que alborotaron mis sentidos? Tú llegabas, y había fiesta en mi faz, mis lágrimas brotaban por ti.

Han pasado 46 años desde aquella mañana santiaguina, y aún te guardo como una estampita en nuestra estancia. Con tu andar fatigado rodeas mi alma, y a Dios le pido que la vida nunca nos separe.

1958b-cooltext118654878640650

Dedicado a mi amado esposo – 2,017

De mi Libro

«Por los bosques del silencio»

6jhrlt

Derechos reservados

Safe Creative Cta.1006080193112